El Bazar, Charlas con Emilio: Especial

En El Bazar, Charlas con Emilio del 11abril 2016, escribí:

Dedicado a Luis Guillermo, amigo entrañable e inagotable guerrillero, quien con sus mejores armas se enfrenta al enemigo, partiéndose el alma defendiendo su vida y de paso, dignificando la nuestra.      Gracias Memo, por este sublime acto de Amor. 

El 17 de septiembre 2016, murió mi amigo Luis Guillermo.

 

INVITE.

Por favor lee esta invitación, dice Edgardo a su amigo Emilio: Los espero a ti y a tu familia.

Edgardo Moreno Pérez, Investigador, los invita a una plática sobre los entrañables espacios y memorias en Querétaro: La Muy Noble y Leal Ciudad de Santiago de Querétaro.

Les gustará saber o recordar dónde estuvo la Plaza de San Fernando, la Plaza de Toros Occidente, la Calzada de Belén y la Real Fábrica de Tabacos. Sus historias, su trascendental existencia.

Vengan a platicar, los invitamos a compartir con nosotros el próximo miércoles 21 de septiembre, en la Antigua Estación del Ferrocarril. Héroe de Nacozari S /N. Centro Histórico.

Los esperamos a las 19:00 horas. Entrada libre.

 

COMMON PEOPLE.

Mardonio, con un dejo de sinceridad, se platica durante el recorrido de Celaya a Querétaro. Su plan es pasar primero por Apaseo El Grande, de históricos recuerdos, para saludar a sus cuñados, comerciantes en esa ciudad por más de dos décadas. Recuerda con afecto, las sesiones tenidas con su cuñado Saúl, cuando éste le pidió prestado capital para iniciar su negocio de distribución de semillas. Saúl siempre pagó a tiempo y de manera intachable, hasta cubrir el adeudo: Regla de oro entre parientes políticos.

Es muy temprano por la mañana y la ciudad y la ruta de salida están casi desiertas, sin vehículos ni personas. Mardonio se siente satisfecho y animado: el clima fresco lo anima, pero lo que de verdad lo tiene contento, es la visita que hará a su hija Georgina, que hace apenas algunos años dejó su natal Celaya, para arraigarse en Querétaro.

Tomó la decisión de ir por la carretera libre, sin cuotas, recordando que esta ruta fue por donde pasaron por algunos años, autos modificados en la desaparecida Carrera Panamericana (1953). Recordó que su papá platicaba de esta carrera. Nos espantó con la reseña del mortal accidente de un piloto italiano, Felice Bonneto (El Pirata), que estrelló su auto a la altura de Silao, entrandito a León, cuando su auto, al encontrar un vado, salió “volando”, quedando coche y piloto, hechos pedazos.

El íntimo Madronio, todo su entrono, lo transportan a un estado de ánimo tal, que decidió no abandonarlo. Se aferró al volante y con un suspiro de alivio, pasó de largo de la entrada a Apaseo. – Pasaré de regreso, al fin que lo importante es ver a Georgie-. Madronio estaba en un trance filosófico y así, comenzó a filosofar.

  • Cómo me gustaría escribir para hablar de amor, como Mario Benedetti. O a lo bobo, simplemente me gustaría escribir.
  • A quién no le gusta caminar solo, sintiendo la tierra bajo los pies, el aire en la cara, llenar los pulmones, el sol quemando la piel, o cuando llueve, sentir que el agua que baja desde la cabeza, mojándolo todo.
  • Cómo no sentir, como cualquier gente común y corriente, la brisa vepertina acariciando los cuerpos, haciéndolos renacer.
  • A decir verdad, cómo me hubiera gustado besar en los labios a Sofía Loren en Ayer , Hoy y Mañana o siendo mujer, a Marlon Brandon en El último Tango en París.
  • Porqué no saborear caviar rociado con algo de champagne, a 8 mil metros, en lo alto del Monte Everest.
  • Estoy seguro que te imaginaste, como gente común, apaludiendo a Niccolo Pagannini en vivo, sorprendido por su mágico pizzicato.
  • Aspirar, como cualquier mortal, a dormir a pierna suelta, después de un Mole de Olla de doña
  • ¿Quién en su sano juicio, no pensó algún día, convertirse en sacerdote o monja, para después recordar todo sin arrepentimientos, ni posteriores reproches?
  • Acaso, como cualquier persona común y corriente, ¿No llegué a desear la muerte auto-infringida, un día, estando abatido por las dudas y sin recursos?
  • Pensé una tarde septembrina, que hacer el amor con mi maestra de idiomas, era realizable
  • Bucear todos los días, ¿No es deseo común y corriente?
  • Estudiar y entender el asunto de los 4 puntos cardinales o los cuatro elementos: Aire, Fuego, Tierra y Agua. Poder descifrar a Pitágoras, a Tales de Mileto, a mi abuelo y su rincón de recuerdos: La lupa, darle cuerda al reloj de bolsillo, el lápiz y el sacapuntas, el folder desgastado de “Pendientes”. Esto es lo común, o no?
  • No es cierto que algúna tarde, como a las 7, decirle a una joven, que me fascinan sus ojos y sus pechos y sus manos de seda; o a un joven, que me encanta su sonrisa, sus ojos transparentes, sin importar el color.
  • ¿Pertenece al común de las personas, haber soñado amar con desenfreno a Frida Kahlo: Por su sensibilidad, por decubrir en cada uno de nosotros la música, el alma y esencia de lo mexicano, la desgarradora pintura de sus quebrantos, a Diego, la Casa Azúl, las chales vespertinos, su cama mancillada por los celos y la rabia? Simplemente por habernos enseñado a declinar el verbo amar.
  • Para mi es cosa común, la ilusión de abrazar a Clint Eastwood, después de ver 53 veces El bueno, El malo y El feo y extender este abrazo a Ennio Morricone, pidiéndole su autógrafo al haber musicalizado tantas películas.
  • Liberar mi espíritu del pecado original, lavando la mancha que no me deja vivir en paz, corriendo desnudo bajo la lluvia o flotando en altamar, igual sin ropas.
  • Hacer el amor, entendiendolo como una acto que reivindica, que construye puentes y destruye egoismos: ¿No es común que así piense toda la gente?
  • ¿Cuántas veces he deseado dar de comer a los desamparados, no por lástma sino como una rutinario deber de generocidad? Que éstos no lo vean como un recurso obligatorio.
  • Cada vez, lo sé, es más común el deseo de poder impulsar a los pillos y convencerlos de que la vida es sencilla y plena de sopresas, estallidos del alma. Que las oportunidades están ahí, a la mano, que sólo es cuestión de estirar el
  • Eso de cambiar el chip a los políticos, es mensaje cada vez más frecuente, ante la debacle universal, aspiración cada vez más frecuente y común, entre las distintas comunidades.
  • Se puede comunmente percibir cada vez más, a Benito Juárez como mexicano decente, ni como héroe, ni como apóstata.
  • Poder aceptar al común del pueblo norteamericano, como nación poderosa, sin apasionamientos, como bien lo merecen.

Estas reflexiones de Mardonio, fueron interrumpidas por un claxon que le señalaba precaución. Había entrado a la zona urbana de Querétaro, viendo lejana, la silueta de la Pirámide del Pueblito. Son pasaditas las 8 de la mañana:

  • Ojalá pueda ir a desayunar con Georgie y sus dos hijos al Hotel Misión Juriquilla, la mañana brillante de este domingo lo sugiere. Desayunamos , hablamos, somos felices unas horas, como cualquier familia común y corriente.
Emilio Castelazo
Sígueme en:

Emilio Castelazo

Nació en Celaya, Gto. En 1939.
Vive en la Ciudad de México. 1940-1966.
Radica en Querétaro desde 1966: 50 años.
Academia: Sociologo, UNAM.
Sector Privado: Industrial.TREMEC.
    -Representante organismos nacional y locales.
Sector Público: Turismo. Gobierno Estatal.
Sector Social:
    -Consejero ciudadano e institucional de Turismo.
    -Consejero Querétero-Lee, A. C.
Columnista narrativo – 2013 a la fecha.
Correo: e_castelazo@hotmail.com
Emilio Castelazo
Sígueme en:

Latest posts by Emilio Castelazo (see all)