cartel

Una alcahueta o “Celestina queretana” eso era Juana María Gertrudis Valdés, apodada la sierpe. Así la habían denunciado sus acusadores, quienes conocían su persona y sus acciones.

Es seguro que Gertrudis, se codeaba con conspiradores y realistas sin saberlo, y que tenía tratos por igual, con gachupines, criollos, mestizos y castizos. Sus quehaceres o afanes los desempeñaba con pena y sin gloria, dentro de un ámbito mundano y carnal, en el centro de la conventual ciudad de Santiago de Querétaro: verdadero valle de lágrimas, donde la monarquía y las libertades, las recompensas celestes o los castigos infernales no se entendían, pero en donde los verdaderamente importante era ganar “el pan nuestro de cada día”.

Es probable que existieran otras “celestinas” en Querétaro, en ese y otros siglos. Este es el primer caso documentado. El documento pertenece al AHPJQ. Este rescate documental, debió formar parte del libro Apuntes para la historia de la prostitución. Un acercamiento histórico-literario (UAQ-2010),  del Dr. José Rodolfo Anaya Larios, circunstancias ajenas al proceso editorial lo dejaron fuera.

Viernes 18 de Febrero

18 hrs. Entrada libre

Museo Regional de Querétaro.